+51 (44) 296830 - 947414757 |

Mudarse a un nuevo departamento o casa es algo que genera expectativas y aires de nuevos comienzos. Muchas veces nos preocupamos por el traslado de nuestros muebles y artefactos, la movilidad, la logística para mover las cajas, etc. Sin embargo; pocas veces pensamos en las condiciones en las que nos van a entregar el espacio. Por lo general, la persona que arrienda o vende una propiedad se encarga de realizar el aseo para que se pueda ocupar, pero ¿qué pasa si no lo hicieron antes de entregártela? Pues vas a tener que hacer un paso extra antes de establecerte: limpiar.

Imagen referencial. / Fuente: Internet.

1. Ventila el espacio

Muchas veces tu nueva casa o departamento ha permanecido cerrado por mucho tiempo, lo que genera humedad u olores indeseables. Te recomiendo dejar abiertas puertas y ventanas y usar ambientadores, preferentemente con aromas cítricos o a pino.

Imagen referencial. / Fuente: Internet.

2. Techos y paredes primero

Es una tarea que no se realiza con mucha frecuencia. Si la pintura está muy dañada o descolorida, es buen momento para iniciar una nueva etapa pintando con los colores que nos gusten; pero si no es el caso, dale un repaso con un plumero o trapo húmedo a paredes y techo para eliminar polvo, tela de arañas o algún bicho pequeño que pueda estar viviendo en algún rincón alto.

Imagen referencial. / Fuente: Internet.

3. Estantes y superficies

Si vamos a empezar una nueva etapa es mejor empezarla con todo reluciente. Toma un trapo y humedécelo con unas gotas de lejía o limpiador de tu preferencia y pásalo por estantes, alacenas, cocina, puertas, ventanas, barandas y finalmente los baños.

Imagen referencial. / Fuente: Internet.

4. Limpiar el piso

Esta tarea debe realizarse al final, ya que si se hace al principio puede volver a ensuciarse con polvo que puede caer de los muebles altos o paredes. Empezaremos barriendo toda la casa, incluyendo los zócalos, luego trapear dos veces: la primera utilizarás agua y la segunda una mezcla con agua y lejía para dejar todo desinfectado. Finalmente encera y pule el piso para poder recibir los muebles.

Imagen referencial. / Fuente: Internet.

Como ves, la limpieza de un nuevo hogar no es algo complicado, pero si trabajoso. Tienes la posibilidad de contratar a una persona que se encargue de ello, pero debes supervisar que haga bien su trabajo para que todo quede reluciente. ¿Te gustaron estos tips?  Déjanos tu comentario y cuéntanos si realizas algún paso extra para limpiar tu hogar.

Artículos Relacionados

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

Whatsapp