+51 (44) 296830 - 947414757 |

Estoy segura que te encantaría invertir en bienes raíces y tener una mejor rentabilidad, estar tranquilo y despreocupado, recibir tu alquiler mensual sin ningún problema, claro si decidiste alquilar el inmueble en el que invertiste,  u obtener buenas utilidades si decides vender; sería genial que todo salga de maravilla, pero la vida real no es así. Si deseas hacer tú mismo el proceso debes tener conocimiento del rubro inmobiliario y si te ocupas de todo ello te aseguro que no estarás tan despreocupado como quisieras.

Hay que tener conocimiento del mercado, en cuanto al tipo, ubicación, condición, valor de la propiedad, gestión documentaria, tendencias que podrían afectar el inmueble y su rendimiento, etc. Todo ello es algo que solo te da la experiencia y estar en el campo mismo del negocio, para lo cual debes asesorarte con los expertos en el rubro.

Existes diferentes formas de inversión inmobiliaria, te mencionaré algunas:

  • Inversión en remates judiciales puedes hacerlo tú mismo, obviamente con un buen asesor legal y con un agente inmobiliario experto, ambos son indispensables, el asesor legal te ayudará en el trámite legal a seguir hasta la inscripción en registros públicos del inmueble adquirido y gestionar el desalojo si lo hubiera, el agente te guiará en todo lo referente al inmueble analizará la ubicación y área del inmueble, el precio del remate y te dirá la tendencia del mercado. En este tipo de inversión siempre es necesario arreglar y hasta remodelar el inmueble ya que normalmente estos están deteriorados, este punto es muy importante para el inversionista porque la finalidad es volver a vender el inmueble y se debe contar con una referencia de costos para los arreglos lo más real posible. Teniendo en cuenta todo este proceso se logra una proyección de la inversión y así podremos analizar el resultado si es conveniente invertir o no.
  • Inversión colectiva directa. Es cuando la compra se realiza a nombre de los participantes. Para entender mejor daremos un ejemplo: Manuel, Sara y Rodrigo deciden comprar un terreno a muy buen precio, entonces ellos firmarán en la notaria la minuta de compraventa y luego de pagar el impuesto de alcabala, firmarán la escritura.

La notaria se encargará de enviar los partes a Registros Públicos para su respectiva inscripción de la propiedad a nombre de los nuevos dueños. Hay que aclarar que los participantes son compradores de acciones y derechos de la propiedad de acuerdo al porcentaje que cada uno ha invertido, de la misma forma al momento de vender ellos firmarán la minuta en la notaria, luego pagarán sus predios e Impuesto a la Renta y se firmará la Escritura Pública de Compraventa. Las utilidades generadas por este negocio serán según el porcentaje de acciones y derechos, es decir si invirtieron en partes iguales cada uno llevara el 33.33% de utilidades. Debemos comentar que en este tipo de inversión uno de los participantes debe contar con la experiencia y contactos necesarios para tener la oportunidad de compra de un inmueble rentable.

  • Inversión Colectiva Indirecta. Resulta cuando un Gestor de Inversiones recibe el dinero de dos o más participantes, el cual está respaldado por un Contrato de Mutuo, siendo el Gestor el que hace todo el manejo y la inversión del negocio. Este Contrato de Mutuo es un Contrato de Crédito (artículo 1648 del Código Civil) donde se puede fijar intereses compensatorios y moratorios, donde los compensatorios son pactados por las partes a una tasa de interés por el uso del dinero; y los moratorios es la indemnización por la mora en el pago en caso sucediera el incumplimiento del mismo. En este tipo de inversión los intereses compensatorios no deben ser abusivos, por lo cual se necesita un acuerdo privado que especifique que las utilidades será de cuerdo a la venta del inmueble en el cual se ha invertido.
  • Inversión en Oportunidad normalmente este negocio te lo presentan los agentes inmobiliarios, pero éstas son escasas ya que existen muchas personas en busca de inversiones en oportunidad, para lo cual debes contar dinero de forma inmediata. Esta oportunidad puede ser aquella donde el inmueble este limpio es decir no tenga ningún tipo de problema en cuanto a documentos de propiedad, cargas hipotecarias u otras que subvalúen el inmueble, simplemente el propietario tiene motivos que no conocemos y decide vender a precio de ganga, pues estas oportunidades son geniales para cualquier inversionista.

Otro inmueble en oportunidad es aquel que tiene algún problema ya sea  un poseedor precario o una carga hipotecaria, donde el inmueble puede estar a punto o en el proceso de ser rematado. Es importante mencionar que también necesitas de un asesor legal ya que por muy buena oportunidad que sea, debes revisar exhaustivamente los documentos del inmueble para no caer en algún tipo de estafa. Lo demasiado bueno resulta ser destructivo.

Por ejemplo, hay inmuebles hipotecados por tres entidades financieras, por supuesto estas cargas deben estar inscritas en los Registros Públicos, debido a esta situación el propietario decide vender su inmueble antes que pase a remate judicial. Lo debe hacer a menor precio para cubrir sus deudas y quedarse con algo de efectivo; esa sería una forma inteligente de actuar, aunque pocas personas deciden hacerlo, y esperan el final del remate donde en muchos casos no les queda ningún saldo en efectivo o si les queda es muy poco. En cuanto a la oportunidad para los inversionistas muchos no arriesgan porque no saben del trámite o los asesoran indebidamente. El trámite no es complicado en este caso se redacta la minuta y los cheques de pago se emiten a nombre de los tres acreedores, según las deudas respectivas. En la minuta debe ir una cláusula mencionando que los cheques emitidos son para pagar la hipoteca de dicho inmueble, estos cheques se entrega al propietario del inmueble quien irá al banco hacer la entrega al respectivo funcionario; luego de lo cual se realiza el levantamiento de hipoteca, este documento debe elevarse a Escritura  Pública para inscribirse en Registros Públicos. Finalmente, se paga los respectivos impuestos tanto del comprador como del vendedor, de esta forma queda todo listo para la firma de Escritura Pública. También es posible emitir los cheques directamente a nombre de los acreedores (bancos).

Para todos estos tipos de inversión tienes dos alternativas o tú eres el experto o confías en los expertos.

Bien, en todo lo mencionado existe algo inevitable que todos buscan y que muy pocos encuentran y al mismo tiempo muy pocos se atreven a entregar SU CONFIANZA.

Inmuebles Coronado trabaja decididamente a fomentar la confianza entre sus clientes.

Artículos Relacionados

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

Whatsapp